Julio Romero de Torres




Este pintor, fiel cronista en sus lienzos de la figura de la mujer andaluza en los finales del siglo XIX y primer tercio del XX, retrata no solo un arquetipo femenino de su época, sino una luz en sus cuadros, que aporta un embrujo extraño y que transmite belleza en la mirada enigmática de los ojos oscuros de sus modelos, que muestran expresiones que callan sin atreverse a mostrar lo que piensan, junto al simbolismo de un mensaje que además de la realidad trágica, nos ofrece el sueño inspirado de su arte. Al fondo de los cuadros, no falta casi nunca un paisaje que puede pasar inadvertido, pero que refuerza más si cabe, el tema de la pintura.
Nace en Córdoba el 9 de noviembre de 1874 y a lo largo de su vida hasta el 10 de mayo de 1930, crea centenares de obras que a nadie queda indiferente. Denostado y ensalzado entonces como ahora, logra desde que contaba poca edad, la fama y el reconocimiento de numerosos intelectuales de su época. Amigo de Valle Inclán junto al que apoya a un banderillero que empieza entonces, apodado "el pasmo de Triana" y por nombre Juan Belmonte, Desde que en 1890, presenta su primera obra: "La huerta de los Morales" hasta su última "La chiquita piconera", sigue una trayectoria continuada de éxitos y reconocimientos. En 1907, logra en Madrid el Primer Premio del Círculo de Bellas Artes con su "Musa Gitana". Trás él, vendrían otros como el "Retablo del amor" que consigue también el 1er Premio en la Exposición Universal de Barcelona en 1911. Es un retratista genial, de la figura femenina. Entre otras famosas de su época , pinta a la bellísima Pastora Imperio. En la Exposición Iberoamericana de Sevilla en 1929, presenta "la Fuensanta", que adquiere un coleccionista argentino. Ese cuadro como otros varios, para los que ha posado una jovencísima Mª Teresa López, ha podido admirarse en los billetes de cien pesetas que circularon en España desde el año 1953 al 1978.
Es muy larga la relación de pinturas de este artista sin igual y de ellas, casi la mitad de las que realizó, pueden admirarse en el Museo que existe en Córdoba, en la Plaza del Potro, lugar que fue su casa natal, cedida como muchas de sus obras para que la ciudad que le homenajeó siempre y le nombró Académico de la de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes, mostrara la maravilla salida de sus pinceles. También en el Círculo "La Amistad" de la misma ciudad, pueden contemplarse algunas otras.

__________________________

10 comentarios:

Arwen Anne dijo...

Julio Romero de Torres
pintó la mujer morena
con los ojos de misterio
y el alma llena de pena.
Puso en sus brazos de bronce
la guitarra cantaora,
en su bordón hay suspiros
y en su caja una dolora
Morena,
la de los rojos claveles,
la de la reja florida,
la reina de las mujeres.
Morena,
la del bordado mantón,
la de la alegre guitarra,
la del clavel español.

No continuo que va a ser un comentario muy largo. Gracias por este post tan interesante y gracias también por hacernos recordar a un pintor tan genial como este.

Besos

Jaclo dijo...

Gracias por tus visita y comentario.
Ese pasodoble, fue muy popular a raiz de que lo cantara -creo- Manolo Escobar, si bien a mi juicio contribuyó quizá a la continuación del tópico sobre este pintor.

Maribel dijo...

Hace un tiempo recibí un e-mail con una muestra de la obra pictórica de Julio Romero de Torres que me impresionó. Lástima que no lo conserve para pasarte el enlace pero estos correos "abultan" mucho y tengo que borrarlos. Gracias por tan interesante entrada. A mí el Romero me toca mucho, tengo un sobrino y ahijado Julio Romero.

Jaclo dijo...

Maribel:Agradecido por tu visita. Me alegro te gustara lo escrito.
Saludos

AliciA dijo...

Con la de veces que he visto estos cuadros sin saber nada sobre ellos!
Muy buen post, muy instructivo!
Un saludo.

Jaclo dijo...

AliciA:
Gracias por la visita y por tu amable opinión sobre el blog. Ya verás como el conducir se te da bien.
Saludos.

David dijo...

Gran blog, gran descubrimiento (hay cada cosa por ahí...)He visto todo lo publicado por usted hasta ahora y, con su permiso, me loo alegre por haber encontrado un magno espacio. Así, pues, me quedo a vivir. Saludos!!
Pd: Romero de Torres era un crack, al igual que su padre.

Jaclo dijo...

Agradezco su visita y los gratos comentarios a lo que ha leido en el blog. Miraré de vez en cuando "bajo las tablas del -su- desván".
Saludos

Mercedes dijo...

Muchas gracias por tu visita a mi blog. Julio Romero es de mi tierra; Córdoba lejana y sola...
Me gustó encontrarlo por aquí.
Te seguiré leyendo.
Un abrazo,
Merce.

Jaclo dijo...

Agradezco tu visita, Mercedes. Espero volver a verte por aquí. Por supuesto que visitaré tu blog.
Saludos.