En el viejo tronco...


En el viejo tronco rugoso
y lleno de nudos
del naranjo antiguo,
ha nacido un brote.
Un verde nuevo,
se abre con esperanza de vida
bajo la cruz añosa
de las ramas poco gráciles.
Con inexperiencia nueva
confiada y sin temores,
muestra el ímpetu
que supone bastante...
Pero, se equivoca.
A pesar de su belleza,
independientemente
de la simpatía que levanta,
cualquier mañana,
llegará el jardinero
y velando por el conjunto,
cercenará el pequeño brote
de esperanza,
que nació sin saber que su presencia
allí,
era ...improcedente...

___________________

4 comentarios:

Maribel dijo...

¡Qué bonito! Me ha gustado mucho, Jaclo. Te felicito.

Jaclo dijo...

Gracias.
Un saludo

Arwen Anne dijo...

es precioso, y aunque el jardinero lo corte, su alma seguira allí y la esperanza con ella, no se olvidará ni se verá, pero se sentirá y nunca dejará de crecer

besos

Jaclo dijo...

Me alegro te gustara. El pequeño brote, aunque no esté, seguirá en el conjunto del árbol y otra vez volverá a brotar quizá en otra circunstancia. ¿Leiste el poema que escribí hace tiempo "el naranjo que no fue"? Está en el blog en escritos anteriores.
Saludos