El perro de ciudad.


El perro de ciudad,
tiene casi olvidadas
sus costumbres atávicas,
pero cuando esporádicamente
y como por sorpresa,
siente la tierra
en la que se asienta
y los terrones compactos
de tierra mojada y después seca,
nota que al correr
se desgastan sus garras
y una satisfacción enorme,
desconocida,
le sube a la garganta...

Y entonces, libremente
marca el territorio;
en pinos, adelfas, acacias...
creyendo que aquel espacio infinito
es suyo solamente y al momento,
camina galopando
por entre los surcos
de la tierra labrada...

Más tarde, al regreso
a la habitual vida diaria,
amigable mueve la cola como siempre,
y cuando pisa sobre una alfombra
morada,
formada por flores que el viento
ha hecho caer de una jacaranda,
hasta parece que hace regates
para no pisarlas...

Y en sus ojos que me miran
yo leo la pregunta
de cuando iremos de nuevo,
al sitio donde se puede correr
sin pisar las flores
que tanto resbalan...

___________________

8 comentarios:

Princesa.triste.115 dijo...

Buenos días.
Yo tengo un perro que más que de ciudad es de casa porque apenas sale y no sale ya que es un poco agresivo. Era un perro como todos, cariñoso y mimoso, pero un día lo tuve que dejar en una guardería de perros porque íbamos de viaje y al regreso me lo encontré fatal...triste, muy delgado y agresivo más con los hombres que con las mujeres.
Dicen que me deshaga de él, pero no puedo, lo quiero demasiado como para eso.

Un saludo

Milena dijo...

Buenos días Jaclo:

Yo tenía un perro como el de la foto, me lo envenenaron, para entrar a robar. Lo echo de menos.
Un saludo

M

parkerazul dijo...

Nunca olvidan. El instinto permanece. Y con esa cara tan preciosa no deberías dejarle desear esas cosas mucho tiempo.
Trata de proporcionárselas siempre que puedas.
Hermoso animal y hermoso escrito.

Un saludo

Jaclo dijo...

Entiendo lo que dices, Princesa. Los perros son tremendamente fieles y a veces su carácter cambia. Es difícil
después, que vuelvan a ser "los de antes". En las perreras se sienten abandonados y ya ese temor no se les olvida.
Un saludo

Jaclo dijo...

Siento lo que dices, Milena. A los perros se les toma cariño y si de pronto faltan, se les echa de menos. Y mucho más si su desaparición fue de forma violenta.
Un saludo.

Jaclo dijo...

Gracias, por tu visita, Parkerazul.
Indudablemente el cariño hacia el perro, sólo lo entienden los que tenemos este animal, que en multitud de ocasiones demuestra su lealtad y amistad a cambio de un poco de atención.
Saludos.

Dejame un Poema dijo...

Hermosas letras, amo a los animales tengo una perrita Labradora ella conoce todos mis estados de animo, te felicito me encanto leerte.
besitos

Jaclo dijo...

gracias por tu visita.
Un saludo.