Espirales en el aire.

Levanta los brazos, gitana.
Estíralos con gracia
y señala con tus dedos
imaginarias espirales
acompasadas.

Quiebra tu cintura, gitana
y al compás de tus tacones
que un sonido seco marcan,
idearás nuevas imágenes
momentáneas.

Que en el recuerdo,
por más que pase el tiempo
quedarán fijadas, porque
el que te vió bailar, sonriendo
no olvidará tu cara...

Con tu peinado tirante
y el pelo negro, partido al medio
por una raya que no sabes,
donde empieza y donde acaba.
Y en él, un clavel rojo
como tus labios de grana...

¿Qué decir de tus volantes
bajo tu talle de plata?
Giran y giran, Gitana,
marcando espacios distintos
al despliegue de tu falda...

________________

4 comentarios:

Sonia Schmorantz dijo...

Hoje vim convidar você a conhecer o Ilha da Magia, blogger onde arrisco alguns ensaios poéticos
http://schmorantz.wordpress.com/
o link está no leia mais no meu tradicional espaço.
abraço

Jaclo dijo...

Gracias por tu amable invitación. De inmediato pasaré por allí.
Saludos

Milena dijo...

Me gusta mucho el poema,parece que con la descripción veo bailar a la gitana, muy gráfico.
Un saludo

Jaclo dijo...

Gracias por tu visita, Milena y me alegra que te agradara el sencillo poema.
Saludos