Romancillo de la calle estrecha.


En la calle estrecha;
no corren los niños,
ni caben los coches,
ni pasan las bicicletas.

Están muy próximas
las paredes enfrentadas
de ambas aceras,
porque éstas ni existen,
se pierden en la breve calzada
donde no entra en sol
mas que en el breve tiempo
que el mediodía cuenta...

Y precisamente por ello...
¡Qué frescor delicioso
en verano
al pasar por la calle estrecha...!
_______________

4 comentarios:

Maribel dijo...

Curiosa calle estrecha. Eres un gran observador, la mezcla de tus imágenes con tus palabras es siempre hermosa.
Un saludo.

VERA dijo...

Gracias por pasearte.
Supongo que al menos le quedará la calle estrecha.
Un saludo.

Jaclo dijo...

Buenas noches, Maribel.
Me alegro te agrade la mezcla.
Saludos.

Jaclo dijo...

Vera:
Agradezco tu visita. Repetiré el paseo.
Saludos