Poema breve.

Iba en el autobús
indiferente.
Sonó tu móvil
y me fijé en tí.
Sonreiste y al tiempo
bajaste los párpados.
A esa cortina, debo la vida
porque la mirada
de tus ojos negros,
mata sin remedio...
__________

4 comentarios:

Maribel dijo...

Y olé. Breve pero hermoso y con salero, como un piropo andaluz.
Saludos.

Jaclo dijo...

Otro saludo para tí, Maribel y como siempre agradeciendo tu grata visita.

Nerina Thomas dijo...

Que me pongo colorada si alguien me escribiera esto!!!cuánta maravilla amigo!!
y olé!!

Jaclo dijo...

Buenos días, Nerina.
Gracias por tu visita y por tu grato comentario.
Saludos