Callejón del Agua

Cerca de ese Callejón del Agua,
junto a la cadena echada
que se salta fácilmente,
a veces, jazmines ingentes,
perfuman el aire que pasa.

Y ves el laurel que en Ocnos
Luis Cernuda recordara,
-según se dice en una lápida-.
Cerca está la calle Vida.
Próxima, una recoleta plaza,
(Con bancos para recuerdos
de juventudes pasadas).

Y de aquella; arranca,
la calle de la más bella judía
que esta ciudad alumbrara...

Allí mismo, el estudio del pintor
enamorado de la Giralda.
Y casi al lado, la calle de la pimienta,
que lleva a la muralla del Alcázar.

Todo lo dicho, no ocupará ni una hectárea,
pero en cien metros de lado
en ningún lugar del mundo
podrá hallarse más sustancia.




1 comentario:

Maripaz Brugos dijo...

¡ Maravilloso rincon , lleno de magia !

Esa bugambilla, que se asoma ... bellisima !!!

Y la luz sevillana ...

¡Bendita Sevilla !